El Mural de la antigua Naviera Holland-Naviera Line será restaurado

  • Se trata de un anuncio publicitario con el que la compañía promocionaba los servicios de pasajeros y carga que prestaba con destino a Cuba, Estados Unidos y América del Sur
  • Se ubica en la fachada de un edificio que hace esquina entre las calles Hernán Cortés y Las Infantas, y la Concejalía de Cultura se va a hacer cargo de su restauración

El mural de la antigua naviera Holland-América Line junto a la plaza de Pombo, en el que la compañía publicitaba las líneas de pasajeros y carga que operaba desde Santander hacia el continente americano, será restaurado para poner en valor este elemento que recuerda una etapa histórica de gran apogeo y actividad comercial en el puerto santanderino.

La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Santander se hará cargo de los trabajos de restauración del mural, ubicado en la fachada de un edificio que hace esquina entre las calles Hernán Cortés y Las Infantas.

Tras recabar los permisos de la propiedad del inmueble, el Ayuntamiento ha encargado a la empresa cántabra GRAP SL, especializada en la restauración de arte, los trabajos necesarios para recuperar y poner en valor este mural.

Según ha explicado la concejala de Cultura y Turismo, Miriam Díaz, en él se representa un transatlántico como los que cruzaban el océano en los primeros años del siglo XX.

Se trata de un anuncio publicitario de la antigua naviera holandesa Holland-America Line, de Rotterdam, que en aquellos años ofrecía servicios de pasajeros y de carga a puertos de Cuba, Estados Unidos y América del Sur, a través de su agente Francisco García, que representaba a la compañía holandesa en Gijón y Santander.

Se ubica en la esquina noroeste de la Plaza de Pombo, en el centro del Ensanche de Santander, uno de los espacios que mejor representa el esplendor que alcanzó la ciudad en el siglo XIX con el apogeo del Puerto y de su actividad comercial, ha explicado Díaz.

El mural, que tiene alrededor de un siglo de historia y ha estado expuesto a las inclemencias meteorológicas y del paso del tiempo, muestra en la actualidad un deterioro bastante avanzado, lo que ha llevado al Ayuntamiento a encargar su restauración para poder preservar este patrimonio.

Esta actuación se enmarca en una política de recuperación y puesta en valor del patrimonio cultural de la ciudad que está sirviendo para restaurar algunas piezas históricas que se exponían ya al público en distintos espacios o para sacar a la luz otros que hasta ahora no se habían mostrado al público.

Así, la concejala ha puesto ejemplos como el escudo del siglo XV, procedente de una antigua casa gótica destruida durante el incendio de 1941, que se incorporó hace unos meses a la exposición del Centro de Interpretación de la Muralla Medieval.

Y también se ha referido a otras piezas que forman parte de los fondos del Centro de Interpretación de la Historia de la Ciudad, en la Torre de la Catedral, y han sido restauradas recientemente, como la talla gótica de la Virgen, un tesorillo de monedas medievales y una colcha sacramental filipina del siglo XVIII.

“De esta manera, se pretende recuperar, conservar y poner en valor el patrimonio histórico-artístico del municipio como un elemento más de dinamización cultural que se sume al resto de atractivos turísticos que ofrece la ciudad, al tiempo que preservamos este legado para generaciones futuras”, ha concluido la edil.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *